15 feb. 2006

clima cuenta votos



Hoy vi a un amigo que no veía desde hace meses. Tenía una gripe medieval, casi de una semana de duración, y así me explicó por qué andaba con bufanda de pura lana en San José en febrero, cuando se supone que es verano.
Quisiera mucho que alguien me explicara qué diablos ha pasado con los veranos en CR, por qué cada año duran menos, por qué los días soleados a reventar de azul son ahora tan escasísimos que parecen premios de lotería. Por ejemplo, hace dos noches llovió toda la noche en San Pablo de Heredia, con vientos colosales y fríos también colosales.
Ya no se entiende ni el clima, es como si también al clima se le hubiera antojado hacerse posmoderno o algo así… ¿Será que el trópico se está corriendo, aburrido de estar siempre en el centro…? ¿O que el sur quiere tanto llegar al norte que está empujando o pujando y eso trastorna hasta las nubes?
Algo de eso en principio no estaría mal, pero lo que no es aceptable es por qué nadie avisa, para poder sacar bufandas o vacunas contra la gripe cuando no corresponde. O al menos que avisen que ya nada va a corresponder con nada, para que uno esté preparado a vivir sin prepararse para absolutamente nada: en la más abigarrada improvisación o el más irracional capricho. Digo, para muchas cosas está bien la improvisación y la aventura, eso es obvio, pero el abuso o el extremo casi siempre termina fregado, o fregándonos, como cuando uno se asoma por la ventana una mañana y parece que hará calor de sauna y tres horas después hace frío ártico, con lo cual queda uno ridículamente vestido con su t-shirt sin mangas y en chancletas.
¿Será que también el clima está padeciendo o identificándose con el conteo de votos?

3 comentarios:

Ana dijo...

Estos son días de salir preparado para cualquier clima, a pesar de que hace sol pega viento, y un día de estos hasta arcoiris hubo gracias a los caprichos del clima.
Puede ser eso, que el clima está decidido a improvisar hasta que no termine el conteo.

Alejandra dijo...

Mmmm, yo creo que norte quiere llegar al sur y eso vilipendia hasta el conteo de votos, se congelan, inundan o asolean los pensamientos sin aviso y unos empiezan a hablar como ciudadanos de Haití o de Venezuela, usando esa palabrita que solo nombro en números, 061901210405 (tip, dos cifras = una letra).

Humo en tus ojos dijo...

Para mí que el clima se ha hecho pancista, y se mueve para donde le conviene, según le da la gana, lo que es temprano no tiene porqué ser consecuente con lo que será más tarde... igual que mucha gente...