22 ene. 2008

google y las orinadas a media calle

Uno tiende a pensar que si algo aparece en Internet, es probable que siga allí por los siglos de los siglos, los robots rastreadores de google son implacables. Acabo de leer en El País una noticia interesante, parece que ya el pasado de uno no tiene que ser una condena pública: un profesor, multado por orinar en la calle, creyó que estaba condenado a que sus alumnos se enteraran inevitablemente de su "falta", cada vez que buscaban su nombre en la web. Ahora ha conseguido exigirle a google que retire el lamentable evento de sus índices y de sus búsquedas.

La noticia entera aquí.

_ _ _

6 comentarios:

Denise dijo...

Bueno, supongo que está bien mantener ese pedacito de privacidad... ahora, con la noticia igual lo identifican...

Alejandra dijo...

Te busqué. Te recomendaría que pidieras que quitaran esa comprometedora foto que está en Internet!!! :-)

Un abrazo a la distancia, feliz año nuevo para vos también.

Indigente Iletrado dijo...

Yo le tengo miedo al Google.

Sabe hasta qué número calzo.

pezenseco dijo...

Así son las cosas, Denise, de paradójicas...

Ay Ale, me pescaste, yo que he tratado que nadie vea esa fotilla...

Indigente, habría que tenerle miedo a G y también a quienes lo censuran, como el gobierno chino, por ejemplo, que tiene su propio google "politically correct"... en fin, que no está uno satisfecho nunca, coño.

Literófilo dijo...

yo que paso orinando frente a la jefatura de policia aca en belen.

pezenseco dijo...

fijate literófilo que hoy oí en las noticias que la policía va a poner cámaras de video por todo Belén, así que ojo, al rato y salís de veras en G.