24 mar. 2006

¿ganarse la vida?

De pronto tuve el impulso algo maniaco de hacer un post, decir algo de puro arrebato, sin pensarlo demasiado… Ha de ser el cansancio de mucho trabajar, trabajar y trabajar. Y no viene al caso decir en qué porque da igual: cualquiera de esos trabajos que todos hacemos para “ganarnos la vida”, como se dice tan mal: ¿ganarnos la vida? ¿Pero no está uno perdiéndola a cuenta gotas con tanto agotarse trabajando? Digo, no se me malentienda, yo puedo felizmente pasar veinte horas de maratón “trabajando”, pero en esos otros trabajos placenteros que hacemos sin ganarnos nada quienes, por ejemplo, escribimos porque sí y quisiéramos escribir más y más (vale lo mismo, obviamente, para cantar o componer o pintar o…).
Quizá en estos otros “trabajos” sí se gane uno la vida o algo de vida, o se gana que tenga sentido, o que parezca atractiva, etc.; porque en el otro caso, el de los otros trabajos corrientes, pues bueno, ahí no se gana uno la vida, sólo se gana dinero, que es evidentemente algo muy distinto de ganarse (la) vida.
En fin, creo que esto sólo vino al caso porque, cansado como estoy, sólo pensé como de pasada que eso de “ganarse la vida” es un dicho terrible porque confunde de algún modo ganar dinero con ganar vida… Se da también el caso en el que llega uno a ganar dinero y perder vida, o ganar dinero para poder vivir (ese, claro, es el sentido de dicho dicho, no soy tan bestia como para no entenderlo) pero entonces está uno tan cansado que no sabe qué hacer ni con el dinero que se ganó ni con la vida que le permite ganar el poquillo de dinero de sobrevivencia… Y bueno, tampoco se trata de ser amargado, claro, porque no hay otra opción que ganarse (ese dinero que le permite a uno seguir en) la vida para entonces poder de hecho seguir en la vida ahora sí ganando vida, etcétera...
Y bueno, en fin otra vez, quejas de trasnochado, supongo, ganas inerciales de escribir algo a pesar de tener un sueño osuno como ninguno... Ya veré qué pienso mañana en la mañana.
(Lo bueno -y malo a la vez, inseparablemente- es que los humanos somos tan veleidosos que podemos pensar de un día a otro cosas contrarias o al menos radicalmente diferentes...)

8 comentarios:

Denise dijo...

Uf. Como alguien me comentó... es no vivir para tener una mejor vida. Creo que sobre todo los que tenemos intereses menos lucrativos estamos un poco jodidos, porque ganarse la vida suele significar hacer cosas que no necesariamente te satisfacen y rogar por tener oportunidad, tiempo y energías para lo que realmente llena... complicadito.

Ana dijo...

Es un hecho, muchas veces se ganan más la vida aquellos que todos dirían que no hacen nada para ganársela, sólo porque lo que hacen no les genera dinero, pero probablemente les genera mucha vida.
Por otro lado, las cosas escritas de puro arrebato suelen ser de provecho, vale la pena.

Humo en tus ojos dijo...

Hay momentos en que uno no haya como reencontrarse con el Norte de que un trabajo 'X' es un medio para... y puede que no valga mucho la pena hacerse dramas... Pero entrando al tema que creo que es el tema, como dice Denise, habemos quienes quisieramos otros caminos, otros nortes, y el sistema es un 'poquito' cruel (ojo al eufemismo) con quienes quisiéramos dedicarnos a cosas tanto diferentes a las opciones más comunes.

julia dijo...

Yo hace días que intento no hacer lo que no me gusta, sólo lo que me gusta, y desde entonces comencé a ganar un poco más de dinero...así que ando repartiendo este consejo:
tratar de no tener miedo de dejar de hacer lo que nos da dinero y ponerse a hacer lo que más nos apasiona, porque al fin y al cabo, el universo acomodará las cosas...

pezenseco dijo...

RESPUESTA COLECTIVA: Supongo que la complicación es inevitable y la conocemos todos los que andamos por estos rumbos, pero estoy de acuerdo con Julia en que hay que arriesgar, y también lo estoy haciendo y curiosamente parece cierto eso de que "el universo acomoda las cosas"... Ha de ser que si uno tiene miedo pues obviamente no le dedicará todo el esfuerzo necesario, pero si no lo tiene y arriesga, entonces hay mucho más oportunidades de que las cosas salgan como uno quiere. Yo les devuelvo el ánimo y ojalá a todos nos deje el universo andar por donde queramos (lo que me preocupa más no es el universo, claro, sino alguna de la gente que lo puebla...).

Denise dijo...

:-) Con esos comentarios de JULIA y VÍCTOR ando con el ánimo subido, o al menos con una lucecita ahí delante de los ojos. Muchas gracias, de verdad!

Humo en tus ojos dijo...

Sigue Petra con Calentura: la cosa es no perder de vista que esos individuos que nos 'ocupan antes de' no son el Universo... y que cierto, como dice Julia, tenemos como este implante mental que dice que 'hay que hacer lo que debes hacer' y por lo tanto 'hacer lo que uno quiere' se vuele sinónimo de capricho,d e te va a ir mal, de no puedes, de que sos desobediente... pero bueno... qué pasa cuando resulta que hacer lo que uno quiere -acomodos o no del Universo- coincide con loq ue uno debe hacer en la vida????

Saludos

pezenseco dijo...

Humo tiene razón, creo. La verdad es que hay que ser obstinado, en el buen y propio sentido de la palabra: vivir con fidelidad a lo que uno se ha planteado hacer, aunque muchas personas y cosas le digan que no, que no, que no...