10 abr. 2006

tontería a secas

Llueven palabras pero ninguna me toca.
¿Cómo se cierra este paraguas?

5 comentarios:

Ana dijo...

Lo mismo me estoy preguntando yo, es un bloqueo con palabras.
Necesitamos al menos cambiar el paraguas por una sombrilla pequeña, si no nos empapan las palabras que nos salpiquen.

Floriella dijo...

Algo han de refrescar, aunque no mojen. Deliciosa metáfora.

julia dijo...

Quizá sólo quieren hacer música chocando sobre el paraguas.

pezenseco dijo...

Me encantaron sus comentarios, que salpiquen, que refresquen, que hagan música...

emilia dijo...

creo que a veces el problema no es el paraguas, no es falta de sensibilidad, es intuición certera de que eso que cae ahí afuera no te va a edificar o fecundar.
¿No has sentido alguna vez estar en medio de una tormenta y que lo que caen son graciosos pedacitos de mierda?

es instinto. es instinto.